Museo del Ferrocarril de Madrid

Actualidad del Museo

Prorrogada la exposición sobre el “Platanito” en el Museo de Castejón (Navarra)


  • Hasta el 18 de septiembre, podrá visitarse en el Museo de Castejón (Navarra), la exposición “Platanito. El prototipo electrotrén basculante cumple 40 años”, una muestra fotográfica con material inédito sobre la historia de este emblemático tren

22/06/2016

La UT 443, conocida como “Platanito” fue el primer prototipo de electrotrén basculante que se puso en funcionamiento en España (1976), es decir hacer cuarenta años. Con motivo de este aniversario, y para dar a conocer los adelantos técnicos que tenía este prototipo y toda la trayectoria desde su entrega a Renfe hasta su estado actual, la Asociación de Amigos del Ferrocarril “El Platanito” (AAFEP) y el Museo de Castejón (Navarra) han organizado la exposición “Platanito. El prototipo de electrotrén basculante cumple 40 años”, en colaboración con el  Archivo Histórico Ferroviario del Museo del Ferrocarril de Madrid y del Archivo Histórico Provincial de Zaragoza, que han aportado las fotografías que forman esta exposición.

Cronología fotográfica

La exposición utiliza principalmente imágenes que muestran, de manera cronológica, desde la construcción del tren hasta las últimas imágenes tomadas este mismo año 2016.

A finales de 1995, la Fundación de los Ferrocarriles Españoles, mediante contrato de depósito cedió a la Asociación Castejonera de Amigos del Ferrocarril (ACAF) el tren basculante 443-001 "Platanito", junto con dos vagones cerrados tipo J2. Actualmente, estos tres vehículos se encuentran ubicados junto al Museo de Castejón de Ebro (Navarra), de ámbito municipal, el cual difunde y muestra estos vehículos en visitas programadas. El “Platanito” complementa la colección permanente del Museo de Castejón, y se encuentra en el espacio expositivo “El ferrocarril en Castejón”, que exhibe diversas piezas ferroviarias cedidas todas ellas por ACAF.

Restauración

Con la creación, en marzo de 2013, de la Asociación de Amigos del Ferrocarril “El Platanito” (AAFEP), ésta inicia la encomiable labor de iniciar la restauración de la UT-443 “Platanito” mediante campañas de verano que poco a poco van recuperando este vehículo.

Además de la exposición, dentro de los actos conmemorativos del cuarenta aniversario de la puesta en marcha de la UT-443 “Platanito”, esta asociación ha organizado una excursión a la localidad navarra para visitar este emblemático prototipo.  

Historia

El 28 de Septiembre de 1972, Umberto Agnelli, Consejero Delegado de la firma italiana Fiat, se trasladó a Madrid para firmar con Renfe un convenio por el que se desarrollaría un prototipo de tren basculante que pudiera reducir los tiempos de viaje en los ferrocarriles españoles, especialmente en los de trazado sinuoso, sin necesidad de realizar grandes modificaciones en la vía. Tras una serie de pruebas, finalmente se construyeron dos prototipos de diseño totalmente nuevo, uno de ancho internacional, para experimentación en las líneas italianas, y otro de ancho ibérico para España, que fue decorado con un vistoso color amarillo anaranjado, lo que le valió el sobrenombre de “Platanito”. Este prototipo estaba formado por dos semitrenes, independientes entre sí a efectos de tracción, de dos coches cada uno, y fue matriculado como único ejemplar de la serie 443.

Diseño aerodinámico

El “Platanito” fue muy utilizado como objeto de promoción en la publicidad de Renfe, pues su diseño aerodinámico y sus rompedores colores anticipaban el concepto de lo que serían los posteriores trenes de alta velocidad. De hecho, estaba preparado para funcionar en servicio comercial a 180 kilómetros por hora, y, en viajes experimentales, sobrepasó los 200, aunque lo máximo autorizado por entonces en España eran 140. Otras novedades que trajo el tren fueron las cabinas con el asiento del maquinista situado en el centro -como en un avión de caza- y no a la izquierda o a la derecha del testero, y, sobre todo, los convertidores estáticos, pues, hasta entonces, en los automotores de tracción eléctrica había un grupo motor-generador, con un motor que estaba alimentado directamente por los 3.000 voltios de la catenaria, y giraba para dar movimiento a un alternador que producía los 110, 125 o 220 voltios destinados a los servicios interiores del tren (alumbrado, altavoces, etc.). El convertidor estático, hoy habitual en casi todos los trenes, redujo la frecuencia de las averías al carecer de partes móviles.

Tren turístico

Con el tiempo, Renfe fue relegando del servicio al “Platanito”, limitando su uso en la segunda mitad de los ochenta a la creación de diversos trenes turísticos, como el “Murallas de Ávila” entre Madrid y la capital abulense, y el “Doncel de Sigüenza”, entre Madrid y Sigüenza, en 1986. Durante 1987, se utilizó para la elaboración de pruebas de infraestructura ferroviaria en la línea de Madrid-Alicante, donde consiguió el récord de velocidad de tracción eléctrica, al alcanzar el máximo de 206 kilómetros por hora. Tras estas pruebas, el tren volvió a averiarse, y fue definitivamente retirado del servicio en el Depósito de Fuencarral de Madrid. En 1994, ante el peligro inminente de desguace, el Museo del Ferrocarril de Madrid solicitó la preservación de este vehículo, que pasó a formar parte del patrimonio histórico ferroviario.