Museo del Ferrocarril de Madrid

Actualidad del Museo

El Ministerio de Fomento licita un concurso de proyectos para la rehabilitación de la estación de Delicias, sede del Museo del Ferrocarril


• El concurso se financia con cargo a los créditos del Programa de Rehabilitación del Patrimonio Arquitectónico

• El proyecto incluye la ampliación del museo


19/12/2018

El Ministerio de Fomento ha licitado un concurso de proyectos con intervención de jurado para la rehabilitación de la antigua estación de ferrocarril de Madrid-Delicias. Este concurso de proyectos, según ha anunciado el Boletín Oficial del Estado, se financiará con cargo a los créditos del Programa de Rehabilitación del Patrimonio Arquitectónico.

El Ministerio ha optado por la fórmula de concurso de proyectos con intervención de un jurado, de acuerdo con el enfoque establecido en la última modificación de la Ley de Contratos para esta modalidad de licitación de proyectos de arquitectura. Con ello se pretende seleccionar la propuesta que, por su adecuación, calidad arquitectónica y viabilidad técnica, económica y constructiva, sea valorada por los miembros del Jurado como la mejor y más idónea para llevar a cabo los trabajos de:

• Redacción de un Plan Director del conjunto de la intervención.

• Llevar a cabo los trabajos correspondientes a la Fase 1:

o Trabajos de ampliación de la capacidad expositiva actual del Museo del Ferrocarril de Madrid Delicias en el ala noreste del Antiguo Edificio de Viajeros, original pabellón de salidas.

o Restauración de la marquesina de la Nave Central del Antiguo Edificio de Viajeros incluyendo su acondicionamiento museístico.

o Restauración de fachadas y cubiertas de los pabellones originales de llegadas y salidas del Antiguo Edificio de Viajeros.

o Rehabilitación y acondicionamiento de la zona norte de la Nave de Fomento para usos complementarios del Museo.

En el concurso está prevista la concesión de cuatro premios, además de otorgar al ganador del concurso el derecho a optar a la adjudicación del contrato de redacción de proyecto y dirección facultativa. Las obras las ejecutará ADIF (Administrador de Infraestructuras ferroviarias) con financiación del Programa de Conservación del Patrimonio Histórico Artístico (1,5% Cultural).

 

La estación de Delicias

La nave de las Delicias fue el primero y más amplio espacio diáfano que se construyó en Madrid con una moderna estructura metálica. Posteriormente vendrían las estaciones del Norte, en 1882, y Atocha, en 1892. El proyecto de la estación fue realizado por el ingeniero francés Émile Cachelièvre, quien utilizó las más modernas técnicas constructivas que, por su parte, Henri de Dion había aplicado con gran éxito en la Galería de Máquinas de la Exposición Universal de París de 1878. La armadura de hierro se preparó en Francia, en los talleres de la compañía Fives Lille (constructora del hoy desaparecido Hipódromo de París y, posteriormente, de la estación de Orsay). La firma francesa desplazó hasta Madrid a uno de sus ingenieros, Vasaille, para montar la estación y aquí tuvo la colaboración de varios ingenieros españoles.

Construida como terminal de la nueva línea ferroviaria directa de Madrid a Ciudad Real, se inauguró el 30 de marzo de 1880 y el acto contó con la presencia del rey Alfonso XII y el presidente del Consejo de Ministros de España, Cánovas del Castillo, además de otras autoridades. Sin embargo, la estación no sería utilizada por la compañía constructora, ya que fue absorbida por la de Madrid-Zaragoza-Alicante (M.Z.A.), y como ésta contaba con sus instalaciones de Atocha vendió la estación a otra Compañía recién creada: la de Madrid-Cáceres-Portugal (M.C.P.). A partir de ese momento Delicias se convierte en la estación término de la línea funcionando como una estación con carácter internacional, ya que enlazaba dos capitales europeas, Madrid y Lisboa, con trenes directos y un tráfico mixto, dedicado tanto al transporte de mercancías como al de viajeros.

En 1928, la Compañía M.C.P. fue reconvertida en Compañía Nacional de los Ferrocarriles del Oeste de España y en 1941, al producirse la nacionalización de los ferrocarriles españoles, quedó integrada definitivamente en Renfe.

El cierre de la estación de Delicias tuvo su origen inmediato en la conclusión de los enlaces ferroviarios de Madrid y la nueva estación de Chamartín que liberó de tráfico a la estación de Atocha. Así, el 30 de junio de 1969 dejó de prestar servicio de viajeros aunque la estación permaneció en servicio hasta 1971, año de su clausura.

En 1981 se produce un acontecimiento trascendental en la historia de la estación de Delicias: la resolución de la Dirección General de Bellas Artes, Archivos y Bibliotecas por la que se acuerda tener por incoado expediente de declaración de monumento histórico-artístico a favor de la estación. Tres años después, en 1984, la estación se convertía en la sede permanente del Museo del Ferrocarril.